El significado de la expresión en español es algo así como ‘puesta en escena de la casa’. Y se refiere a preparar la vivienda para ser vendida o alquilada, para que llame la atención de los posibles compradores. Vamos, hacerla más atractiva, ‘apetecible’, con una inversión mínima que no suponga, en absoluto nada parecido a una reforma.


Todos sabemos lo importante que es la decoración a la hora de dar imagen de hogar. Pues bien, eso mismo es lo que pensamos aquí en serinamar - los naranjos; estamos poniendo en práctica  el Home Staging.


El sector inmobiliario está en plena revolución y se imponen nuevos métodos. El Home Staging es uno de ellos: cuidar la presentación estética de una vivienda, prepararla de una forma determinada, usando recursos de decoración, para hacerla más atractiva y así venderla o alquilarla más rápido.


Los resultados son extraordinarios. Simplemente publicando en  Internet las imágenes con el ‘nuevo look’ de la casa, las visitas se multiplican. Y ya es más posible que se venda o se alquile.


Cada caso es único. Hay pisos muy cargados, pisos vacíos o muy gastados. Pero lo más habitual suele ser pintar; reparar pequeños detalles (un grifo, un cristal, un zócalo); despejar, quitar sobrecarga de muebles. Y si está vacío, lo amueblamos, modernizándolo, limpiando, iluminando”. Y todo ello por precios asumibles.


El modo más completo de hacer home staging, incluyendo las fotos y algo de mobiliario, ronda los 2.000/3.000 euros.


En serinamar, podemos ayudarle con nuestro equipo de profesionales en el sector.